Regresar
Amnistía solicitada a la Asamblea Constituyente

Informe del Abogado León Roldós Aguilera a la Asamblea Nacional sobre las Amnistías

León Roldós Aguilera
Asambleísta Nacional

Ciudad Alfaro, Montecristi, julio 04 del 2008
A LAS COMPAÑERAS Y LOS COMPAÑEROS DE LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE:
Una atención medica en Guayaquil, me obligara a retirarme antes del trámite de las amnistías, pero debo referirme a cuatro casos que los he estudiado en detalle:

1.- Carlos Alberto Simbaña Romero:
Evidentemente una criminal injusticia lo tiene con sentencia penal, por persecución política, más allá de sufrir una enfermedad de efecto terminal.

2.- Wilma Salgado Tamayo:
Mujer honesta de conceptos y conducta. La persecución aparece en groseras violaciones al debido proceso. Por esta circunstancia su caso no puede confundirse con la conducta de Bolívar González de nefasta recordación.

3.- Los cuidados del cantón Vinces:
Absoluto respaldo. Es hacer justicia a los perseguidos por la corrupción judicial en los Ríos, en complicidad con el Alcalde de Vinces, de actuación deshonesta.

4.- Gustavo Noboa Bejarano:
Soy crítico del proceso de la renegociación de la deuda que se dio en su Gobierno, cuyo servicio de pago se sigue dando religiosamente hasta la fecha.
Creo que la oferta del Gobierno de Noboa de julio del 2000, fue aceptada por los acreedores explicación recientemente formulada-porque realmente fue prenegociada con ellos.

Pero, al margen de aquello, al único juicio penal que se refiere explícitamente el informe que presente en la Mesa No. 10 es el de la negociación de bonos de deuda externa para obtener la liquidez que permitió atender a depositantes de Filanbanco y Banco del Pacifico, cuando cero Filanbanco, julio del 2001. De no dársele liquidez al Banco del Pacifico, este seguramente quebraba y se acrecentaba la crisis bancaria y sus secuelas sociales y económicas.

No hay causa penal abierta por la renegociación de la deuda, julio del 2000.
Si por haber dado liquidez a dos bancos bajo control estatal, uno entonces recientemente cerrado y otro que pudo haberse ido de no dársele los fondos que recibió, debe condenarse a Noboa Bejarano y funcionarios de su gobierno, no estoy de acuerdo. Fue una persecución social cristiana.

Si tiene que reauditarse la renegociación de la deuda externa del 2000 que se lo haga.

León Roldós Aguilera

 

Subir - Regresar
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com