Regresar

Noboa Bejarano, libre

El Comercio
3/20/2006
Por Jorge Salvador Lara

El Presidente de la Corte Suprema de Justicia, en la causa instaurada por presunto ‘peculado' contra el ex presidente Gustavo Noboa Bejarano, ha dispuesto su libertad y, por tanto, el fin de su prisión ‘preventiva', arresto domiciliario en razón de su tercera edad, pero le llama a juicio por conjetura de encubrimiento al ‘presunto peculado' en que habría incurrido el ex  ministro de Economía Jorge Gallardo, también sujeto a prisión preventiva cuando se inició el proceso contra varios por la acusación de ‘peculado' hecha por una ex Fiscal bajo denuncia de otro ex Presidente.

Noboa Bejarano considera un triunfo la recuperación de su libertad y estima derrotado a su persecutor, pero anuncia que apelará por la continuación del juicio por la nueva acusación del Presidente de la Corte Suprema, esta vez por supuesto encubrimiento del peculado en que sí habría incurrido el ex ministro Gallardo. La acusación de peculado lleva implícita la orden de ‘prisión preventiva', no así la de encubrimiento, por lo que el titular de la Corte dispone la libertad de Noboa mas no la de Gallardo.

No hay duda que en el caso del ex Presidente -a quien felicitamos por la recuperación de su libertad, y cuya honestidad nunca ha sido puesta en duda por la generalidad ciudadana, como tampoco respecto a Gallardo-, hubo innegable persecución, por la conocida influencia de una todopoderosa y superior instancia política: recordemos que, cuando se asiló en la Embajada Dominicana apenas se ordenó su prisión ‘preventiva', fue cuestionado su derecho al amparo diplomático y sólo se le permitió salir del país por exigencias de la opinión pública y la prensa no comprometida.

En mi opinión, el juicio de la historia -que requiere la perspectiva del tiempo, el apaciguamiento de las pasiones, sereno ejercicio de la crítica y manifiesta voluntad de dar a cada uno lo que le corresponde- reconocerá lo positivo del gobierno de Noboa Bejarano que en el ejercicio del poder puso en evidencia sus atributos de ‘vir bonus', rector universitario y maestro de juventudes.

Sea ésta la oportunidad para reflexionar sobre algunas irregularidades antijurídicas existentes en nuestra legislación, a veces por persistencia de viejos errores, o por inapropiada óptica en la redacción de los textos jurídicos, o por mezquinos intereses prevalecientes en quienes proponen o formulan leyes, en las que introducen deliberadamente normas ambiguas, equívocas o mañosas, que pueden inducir a error, a interpretaciones diversas, o a demorado descubrimiento de lo que contienen de malo.

El delito de ‘peculado', por ejemplo, auténtico baúl de sastre que considera tipificadas todas las acusaciones de difícil precisión, tiene el agravante de llevar implícita la inmediata orden de prisión ‘preventiva' que, dadas las aberraciones de nuestras cárceles, obliga al acusado a exiliarse de inmediato, ‘reo' por tanto, condenado antes de sentencia pese a la garantía de ser considerado inocente mientras no se falle en contrario por sentencia ejecutoriada.

Ello explica la cantidad de autoexiliados, implacablemente definidos ya como ‘corruptos', inclusive ex presidentes, que hacen del Ecuador, sin derecho a réplica, unos de los países más corrompidos del mundo. ¿Será cierto?   

 

Subir - Regresar
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com