Regresar

El caso Noboa libera tensiones

El Comercio

3/20/2006

Soledad Martínez. Redactora

La libertad de Gustavo Noboa tuvo que ser asimilada con dos vasos de agua. El primero lo tomó el presidente de la Corte Suprema, Jaime Velasco, en medio de un evidente agobio al hacer el anuncio de que quedaba sin efecto la medida cautelar contra el ex Presidente. El segundo lo bebió en aparente tranquilidad el líder socialcristiano, León Febres Cordero, la parte acusadora, ante la prensa el viernes pasado, cuando reiteró que aún tiene la razón.

Noboa necesitó un trago fuerte. Al menos así lo dijo, en medio de la euforia, minutos después de conocer que su arresto domiciliario de 10 meses había terminado.

La libertad de Noboa ha complacido a todas las partes, aunque únicamente en apariencia. Pero sobre todo ha liberado tensiones. Velasco queda en el escenario nacional como un juez que actuó según la Ley, aunque no haya podido disimular la incomodidad. El jueves, al anunciar que Noboa quedaba libre y, a la vez, lo acusaba de “encubridor” y no de peculado, hizo varias pausas, bebió agua, suspiró. Según Febres Cordero, el Magistrado “casi llora”.

Por su parte, el líder socialcristiano ha logrado desactivar el foco de tensión política que significaban los continuos ataques que le lanzaba Noboa desde su arresto domiciliario, en un año electoral. Y ante la acusación de “encubrimiento”, afirma que no se equivocó al plantear la demanda, pues “por dos ocasiones la más importante representación de la justicia ecuatoriana me da la razón. Hubo peculado, robo de dineros públicos en el Gobierno”.

Pero Febres Cordero deberá resignarse a ver a uno de sus enemigos caminar libre por la ciudad.

Noboa ha recuperado su libertad, pero ésta puede no ser definitiva. Insiste en que hubo presiones para declararlo “encubridor”. El analista político Vladimiro Álvarez comparte esa teoría al asegurar que en algunos procesos que involucran a ex presidentes hay presiones de carácter político, no solamente en la Corte Suprema sino en otros tribunales.

De presiones habló también la ministra fiscal, Cecilia Armas, quien mencionó “oscuros intereses en los casos que están en investigación y que involucran a personajes de influencia en el país”.

Febres Cordero prefiere decir que a Velasco lo movió “la piedad”, y dice que no entiende el festejo del acusado, “cuando vuelve a ser enfatizado ante la historia como responsable de malversación de fondos públicos”.

Ahora Noboa enfrenta un juicio en el que deberá probar que no es encubridor del delito de peculado. El analista político y editorialista Jorge Vivanco opina que la situación es aún más delicada que antes. “La sentencia lo convierte en cómplice y lo llama a juicio plenario”. Lo rescatable es que la Ley no contempla prisión preventiva por complicidad y Noboa puede disfrutar de su libertad, al menos por ahora. Pero resulta lamentable, dice Vivanco, que ésta sea materia de debate de dos políticos que ocuparon la Presidencia de la República, porque no se puede confiar en que se está juzgando únicamente el hecho.

Añade que, al parecer, el caso es una prueba más de que durante años en el país se ha manejado la política a través de la justicia.

Larga espera para el juicio

Dos años y siete meses hubo que esperar para la realización de la audiencia preliminar de juzgamiento en contra del ex presidente Gustavo Noboa Bejarano, que empezó el lunes pasado y se reinstaló el jueves.

Este proceso judicial data de agosto del 2003 cuando León Febres Cordero acusó al ex presidente Noboa, al ex ministro de Economía Jorge Gallardo Zavala y a los miembros de la Comisión Negociadora, de irregularidades en la negociación de los bonos de la deuda externa.

A finales de enero el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Velasco, dejó sin efecto la nulidad del juicio dictada por el ex titular de la Corte, Guillermo Castro Dáger, y ratificó la orden de prisión en contra de Noboa, con lo cual se reactivó el proceso.

Castro anuló también los procesos en contra de Abdalá Bucaram y del ex vicepresidente Alberto Dahik.

 

Subir - Regresar
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com