Regresar

ALONSO PEREZ KAKABADSE
A LA OPINION PÚBLICA NACIONAL

El Presidente de la Corte Suprema , Dr. Jaime Velasco, ha dictado un auto en el que se me acusa de haber sido cómplice de peculado, es decir, se me acusa de haber contribuido a que se cometa un robo al Estado.

En su fallo el Dr. Velasco explica que el peculado consistió en la decisión del Ministro Gallardo de haber vendido los bonos globales y haber transferido esos recursos a los Bancos Pacifico y Filanbanco.

El peculado, o acto doloso de robo al Estado, implica una transacción que beneficia al mismo autor o una tercera persona. Lo increíble es que el Presidente de la Corte procede a una acusación de peculado sin indicar quien se beneficio ni a quien quiso el autor del hecho.

No hubo peculado, ni robo, ni intento de robo. El contexto de los hechos fue el siguiente: Durante la segunda semana de julio de 2001, el Frente Económico enfrento un gravísimo problema. Dos bancos DE PROPIEDAD DEL ESTADO, el Banco del Pacifico y Filnbanco, se encontraban en una deficiente situación de liquidez y estaban al borde del cierre de sus operaciones. Cada una de las entidades tenía una gran cantidad de depositantes de cuentas relativamente pequeñas. Si estos bancos cerraban en ese momento, miles de familias hubiesen visto sus dineros congelados. Por otra parte, si esto ocurría, el pánico hubiera muy probablemente conllevado a una crisis bancaria de consecuencias inimaginables.

Ante esta situación, las autoridades de gobierno consideraron las alternativas para evitar tal desenlace. El Frente Económico intento identificar activos líquidos en otras entidades del Estado que puedan transferirse temporalmente a estos bancos. Tal medida evitaría el cierre del Banco del Pacifico y permitiría que, cuando Filanbanco deje de operar, se pague a 280 mil depositantes de cuentas pequeñas de hasta 300 dólares.

Sin embargo, las autoridades no lograron identificar recursos disponibles en otras entidades estatales para llevar a cabo tal medida de emergencia. A pocos días de que se cumpla el plazo que tenían los bancos para recibir el dinero, estando reunido en la Presidencia de la Republica con otros miembros del Frente Económico, el Ministro Jorge Gallardo tomo la decisión de utilizar los bonos para enfrentar la critica situación.

Al encontrarse yo en la Presidencia en mi cargo de Asesor Económico, el Ministro me comunico su resolución y me solicito que cuanto antes y a nombre suyo instruya a los bancos en el exterior para que se apresten a la venta de los bonos al precio de mercado.

La medida permitió en efecto que el Banco del Pacifico no haya cerrado sus puertas y que actualmente sea una institución liquida y solvente. Asimismo, ya ha pagado la totalidad de su deuda al Ministerio. Por su parte, el Filanbanco pudo pagar a 280 mil depositantes con menos de 300 dólares en sus cuentas inmediatamente y hoy existe una cuenta a favor del Ministerio por la totalidad de los montos transferidos. Y no deja de ser remarcable que se evito una segunda crisis bancaria.

La medida adoptada por el Ministro Gallardo consiguió su propósito. La responsabilidad la asumió el, ero nunca fue ningún secreto. Todo lo contrario, las autoridades del Frente Económico y los responsables de los bancos en cuestión pudieron al fin sentirse tranquilos de que la situación había recobrado estabilidad.

Donde esta el peculado? El Presidente de la Corte dice que yo ayude a robar. Robarse que? Para beneficiar a quien? En su fallo, el Dr. Velasco omite esta importante información, porque esta acusación carece de fundamento. El Dr. Velasco confunde la venta de los bonos con una apropiación del producto de su venta, lo cual raya en la contradicción; el mismo reconoce que esos recursos siempre quedaron dentro del Estado.

Jamás puede haber participado de un acto oscuro o a costa del Estado. Todos mis documentos fueron siempre públicos así como hice públicos los correos electrónicos con los que transmití las instrucciones del Ministro. Es impensable recibir que yo haya puesto mi firma en tales instrucciones si hubiese habido algún tipo de intención de cometer un acto doloso.

Durante los tres años que tuve el honor de servir a mi país trabaje para que se cumpla el sueño de vivir en un país más justo y mejor. Por ese sueño estoy dispuesto a seguir trabajando, y no permitiré que nuestras instituciones deshonren la justicia por la que las nuevas generaciones vamos a luchar.

Voy a apelar el fallo del Presidente de la Corte , y tengo la certeza de que cualquiera de las salas de lo penal reparara el error que se ha cometido.

Alonso Pérez Kakabadse
C.C. 170859635-6

Marzo 20,2006

 

Subir - Regresar
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com