Regresar
 

Vistazo junio 19 de 2003

La Venganza

El Embajador, político, de los gobiernos de Sixto Durán-Ballén, Abdalá Bucaram, Rosalia Arteaga, Fabian Alarcón, Jamil Mahuad y Gustavo Noboa, en su articulo “La Venganza”, correspondientemente a la última edición; se ha convertido en el más reciente panegirista del doctor Gustavo Noboa. A la par de reconocer como “apresurada y cuestionable” la renegociación de la deuda externa que ha anunciado con pruebas irrefutables Pinoargote sostiene que “No aparecen por ninguna parte de indicios que permitan presumir que el presidente Noboa se haya enriquecido ilícitamente”, como si mi denuncia se refiere a eso, eludiendo el contenido esencial de mi acusación: la concurrencia de delitos como concusión, colisión, peculado, disposición arbitraria de fondos públicos, falsedad de instrumento público y otras raterías menores, a más del descomunal perjuicio económico ocasionando al país.

Yo no acuso de enriquecimiento ilícito a nadie. Es la prensa internacional la que acusa al ingeniero Jorge Gallardo de tener una robusta cuenta bancaria en Panamá, cuyos fondos están congelados por orden de la fiscalía de ese país, hasta averiguar si su origen es o no licito, ya que el ingeniero Gallardo dijo que es dinero era patrimonio familiar, luego habló de que era producto de la venta de una isla, y últimamente sostiene que son dineros de inversionistas privados que han confiado en él.

Ante la falta de argumentos para responder a mis acusaciones, la última novedad que han inventado y sus defensores de oficio también es que estoy ejerciendo venganza, que me estoy desquitando de mis adversarios, y ahora han echado a rodar la especie de que los ecuatorianos están en peligro por mis odios. Dicen “todos estamos en peligro, por el odio”, cuando deberían decir: “todos los corruptos están en peligro”; ésta seria un expresión acertada porque recoge lo vital de mi tarea, dedicada a derribar estos frágiles castillos de naipes de desmitificar estos falsos valores que, después de haber hundido a República, quieren presentarse con la ayuda de algunos tontos útiles y de los infaltables inútiles, como sus redentores, cuando lo que son es enterradores del país. Si creen que combatir la corrupción es ejercer venganzas, allá ellos.


León Febres-Cordero R.

 

Subir - Regresar
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com