Regresar
 

Diario El Universo 10 de Julio del 2003


Diputado León Febres-Cordero

El artículo ‘El periodismo político’ del doctor Plutarco Naranjo, publicado el pasado sábado en EL UNIVERSO, no es completo puesto que no precisa las verdaderas razones por las que el doctor Rodrigo Fierro afronta una demanda por injurias calumniosas de mi parte, al haberme hecho acusaciones ofensivas y sin ningún fundamento en su artículo ‘Febres-Cordero en su sitio’, publicado en El Comercio.

El doctor Rodrigo Fierro tiene todo el derecho de criticar, aplaudir, elogiar, condenar, coincidir o discrepar con hechos de la vida nacional y con sus protagonistas. Yo jamás he cuestionado ni cuestionaré el derecho que asiste a quienes orientan la opinión pública desde cualquier medio de comunicación colectiva. Esa es la esencia de la libertad de prensa, en especial del periodismo político ejercido con respeto y sin mancillar honras ajenas. Lo que no puedo permitir es que un articulista, por respetable que sea, pretenda zaherirme y ofenderme públicamente, al aseverar, como lo hizo el doctor Rodrigo Fierro, que los Febres-Cordero Ribadeneyra entre otros, eran “los causantes de la quiebra bancaria”, y que era importante que la doctora Wilma Salgado haya “dispuesto la incautación y aprehensión de los bienes de esas aves de rapiña”, tildándonos, además, de ser industriales de pacotilla, y otras expresiones de parecido jaez, enteramente calumniosas. Ante esta arremetida, ¿debo callar, señor Director?
Durante mi larga vida pública he soportado con estoicismo comentarios injustos, opiniones parcializadas e incluso malévolas. Pero jamás he permitido ni permitiré que la ofensa ruin y las alusiones perversas queden sin merecer mi condigna respuesta.

Ing. León Febres-Cordero Ribadeneyra
Guayaquil

 

Subir - Regresar
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com