Regresar

Miércoles, 4 de Junio del 2003

Los problemas políticos de la justicia

Editorial de diario El Comercio

El tema de la justicia es el más complejo y sensible de la institucionalidad ecuatoriana. Aunque hay que reconocer que existen esfuerzos por liberar a su administración de la influencia de los juegos políticos, se trata de una batalla cuyo desenlace aún es imprevisible.

Para ello basta indagar sobre la falta de nombramientos de dos jueces titulares de la Corte Suprema de Justicia, la demora en utilizar el mecanismo de cooptación para los reemplazos, mientras se recurre a conjueces para suplir la inexplicable omisión, por cuanto numéricamente es más fácil designar a los suplentes que a los titulares.

El hecho de que surja en algunos bloques parlamentarios un inusitado interés por el período de los conjueces de la Corte Suprema y que acudan a la Procuraduría General del Estado para que dilucide una aparente anormalidad, advierte a la ciudadanía de la proximidad de una gran controversia -no jurídica- por la captación del poder de la Corte Suprema de Justicia.

Como anticipo de este proceso, días atrás el Presidente de la Corte Suprema hizo mención a magistrados independientes, aunque sin precisar si había otros que no lo fuesen y qué calificativos merecían.

Luego del tiempo transcurrido en el período democrático para solucionar la permanente amenaza de la presión política sobre la administración de justicia solo queda, por ahora, esbozar como hipótesis una salida que se labre desde el interior de la función. Toda intervención del Parlamento en esta materia, por las experiencias soportadas, es nefasta y pensar que una reforma política produzca algún resultado independiente -no politizado-, resulta ingenuo.

Con seguridad existen magistrados probos y expertos en sus respectivas salas; juristas independientes en la sociedad y colegios profesionales idóneos que puedan cívicamente coadyuvar a superar esta grave falencia que sufre la República; por su parte, la sociedad civil -que es la afectada diariamente- no puede permanecer inerte y desesperanzada frente a la posibilidad de un triunfo rotundo de la política sobre la administración de justicia.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com