Regresar

El Comercio Sábado, 5 de Julio del 2003

Agenda equivocada

Por René Maugé M.

No es una actitud alarmista ni pesimista poner en evidencia la enorme crisis estructural y multidimensional por la que atraviesa el Ecuador como sistemáticamente lo hago en esta columna, sino el deseo de que la sociedad ecuatoriana y sus élites, adquieran plena conciencia de la misma y emprender en actitudes diferentes con una nueva práctica en el quehacer político, con estrategias claras, capaces de superar las adversidades a las que nos enfrentamos y a las que nos enfrentaremos con mayor fuerza en un futuro cercano perfectamente previsible.

Si tomamos por ejemplo, el manejo presupuestario en los primeros meses de Gobierno, constatamos que al pago de la deuda pública se ha destinado el 44,68%, a sueldos y salarios el 34,47%, a la salud el 4,86%, al sector agrícola tan solo el 1.58% y a la comunicación de imagen del Gobierno el 2.86%. Si a esto sumamos la liberación de aranceles aduaneros para algunos productos agrícolas como: arroz, maíz, soya, leche, pollos que el Gobierno acaba de hacer en relación con el Perú, en la Comunidad Andina, la catástrofe del sector agrícola ecuatoriano está a la vista.

En otro orden de cosas, el coronel Lucio Gutiérrez, acaba de firmar con el Vicepresidente del Banco Mundial, un nuevo acuerdo de endeudamiento por 1 050 millones de dólares, mientras se revela que entre 1970 y el 2002, el Ecuador ha pagado la astronómica cifra de ochenta y ocho mil novecientos treinta y cinco millones de dólares por concepto de servicio de la deuda externa. Cantidad suficiente para sacar a cualquier país de la crisis.

Son estos y otros problemas que afectan la vida de los ecuatorianos y de su Estado los que deben ser el centro de discusión de una agenda parlamentaria, pero con sorpresa vemos que un sector del Congreso Nacional, está dedicado a la pretensión de decapitar al Presidente de la Corte Suprema de Justicia para arreglar sus negocios jurídicos derivados de la estafa bancaria, para lo cual no han vacilado en romper toda la normativa de los procedimientos parlamentarios introduciendo en el orden del día al margen de la atribución privativa del Consejo Administrativo de la Legislatura un nuevo tema: ¡una resolución que condena por sedición y golpismo al doctor Rodrigo Borja, ex presidente de la República, por una opinión dada en el Canal 4!

Pero el asunto no queda ahí: Como en los mejores tiempos del "averroísmo" se sacó de la presidencia al titular de esta función, luego al vicepresidente, que también se opuso a que se violenten los reglamentos de la Función Legislativa, para finalmente encaramar a la presidencia a una diputada de la bancada socialcristiana que negando la palabra a los legisladores y sin debate, procedió a ordenar la votación de una resolución que deshonra a la Función Legislativa y que a todas luces está destinada a ser una cortina de humo para el objetivo primordial: asaltar la Presidencia de la Corte Suprema, copar esta función, para someterla y pervertirla favoreciendo intereses particulares y concretos que son de dominio público.

Los ingeniosos testaferros de los poderosos intereses políticos-financieros corruptos, han calificado con gran "sapiencia" a estos procedimientos, como la vía legal de la ilegalidad.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com