Regresar

El Universo (01/agosto/2003)

Interferencia en la Justicia

Una de las mayores preocupaciones de los ecuatorianos ha girado en los últimos años en torno a la inseguridad jurídica existente en el país, que no solo afecta la libertad y los derechos de los ciudadanos sino que además se ha convertido en un obstáculo muy serio para el despegue económico.


Por eso, tan pronto se hicieron públicas las denuncias contra el ex presidente Gustavo Noboa, se esperaba que se las investigue y juzgue minuciosamente y con absoluta imparcialidad, respetando los procedimientos previstos por la Función Judicial.

Sin embargo, no ha ocurrido así, y desde hace varias semanas el país viene observando cómo partidos y dirigentes políticos presionan para que los funcionarios de Justicia se pronuncien de una u otra forma. Aun el Presidente de la Corte Suprema de Justicia ha denunciado que se lo amenazó. En ese contexto, ciertas resoluciones se adoptan a una velocidad asombrosa, y otras despiertan profundas dudas en reconocidos expertos en Derecho.

El país necesita que se sancione con energía a los mandatarios que se demuestre que han sido protagonistas de actos de corrupción. Por eso hubiera sido preferible que el ex presidente Noboa permaneciese en el país durante el proceso de establecer culpas o inocencias. Pero eso no puede ni debe servir de pretexto para que los jueces y las cortes se conviertan en armas de venganza política, y para que la inseguridad jurídica se transforme en una enfermedad crónica, de cuyos síntomas dañinos solo unos pocos privilegiados estarán exentos.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com