Regresar

Diario El Mercurio Enero 16 de 2004

El "Socialismo" del Juez

Por: Juan Cárdenas Espinosa

Llegaron a la hora convenida en la reunión secreta de la víspera. Sin muchos preámbulos lanzaron un candidato sacado de la manga. Un tal Quintana y ¡a votar se ha dicho!. Cuando se dieron cuenta los del otro bando ya fue tarde. De nada valieron los puntos de orden, ¿elección quisieron?: pues ¡manos a la obra!, seguros como estaban de haber consolidado la mayoría con los últimos cuatro votos que lograron virar y a qué precio.

En la puja por el control de la justicia ganaron las huestes del "dueño del país" y por el hecho de haber consumado tan milimétrica maniobra, se aprestan a resolver los más sonados casos, como los juicios contra los ex presidentes, los hermanos Isaías y más banqueros corruptos. Todo en familia, como en los tiempos de Don Vitto. La prensa reseñó el triunfo del PSC y sus aliados, aunque algunos de sus dirigentes intentaron desmentir con el cuento de que en esa elección "no tuvimos nada que ver".

Mintiendo siquiera. El mismo ungido en sus primeras declaraciones alegó que no pertenece a ese partido, que si bien conoce a su máximo Líder, esa relación no es más que social. ¿Qué quiso decir?. Pero lo que dijo luego es una perla de colección. Ante la insistencia de los medios, afirmó que era "socialista", que se sentía un hombre de izquierda por el simple hecho de haberse sentado a ese lado de la mesa el día de su elección.

¿Qué entenderá este señor por Socialismo?. ¿Creerá por desventura que su etimología viene de socio empresarial o de "social y mal cristiano"?, porque en los corrillos judiciales es bien conocido como un cuadro de la 6, a cuyos líderes habría prestado relevantes servicios que le valieron la más alta dignidad de la Suprema Corte.

En tono burlón se definió "más vale" socialista, mostrando ligereza de conceptos, si no ignorancia de los principios ideológicos que informan al Socialismo como la tendencia política que inspira a un alto porcentaje de la sociedad, por la justeza de sus propuestas y la dialéctica de su metodología revolucionaria y utópica.

¿Será socialista quien recibe el encargo de administrar justicia en nombre de la República y por autoridad del Rugiente?.

Se repartieron los jirones de una justicia en entredicho. Luego completarán las salas donde se ventilan los casos macanudos. Los demás que sigan hacinados en aquellas mazmorras infernales conocidas como "centros de rehabilitación social". ¡Qué broma tan pesada!.

Se inventaron la "detención en firme" para secuestrar el derecho constitucional a la libertad personal. Visión represiva para castigar a los que cayeron en desgracia. A los otros les brindan asilo y pleitesía. Hoy la justicia sangra por los crucificados y por aquél dedo mutilado en absurdo ofertorio por los presos sin sentencia. Y se declara socialista. ¿Por dónde pues?.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com