Regresar

Diario Hoy Octubre 15 de 2005

¿En qué terminará este sainete?

Por: : Carlos de la Torre

Dicen las malas lenguas que soñó con llegar a ser el mejor presidente de la República. Que se pasaba horas enteras frente a un espejo tratando de moldear su voz hasta que logró que se parezca a la de un prócer.

Antes de llegar al poder tuvo muchos sueños. Quiso cambiar todo y pasar a la historia como el gran transformador del Ecuador. Casi logra realizar su sueño cuando entró por la puerta chica y a punte de las bayonetas, más que de las cacerolas, a palacio. Fue su gran oportunidad y tuvo ideas brillantes como acabar con el Freirep.

Se empeñó en eso de la 'reforma política', lindo término que alguna vez escuchó en alguna conferencia. Se le ocurrió que sería una gran idea que, al igual que en Miami, tengamos distritos electorales. Pero que además tengamos eso de la revocación de mandato concepto que alguna vez leyó en algún texto de Lenin.

También le pareció que sonaba muy democrático y muy moderno eso de la asamblea popular o constituyente. Como en un mal poema surrealista mezcló sus brillantes ideas en una propuesta sin pies ni cabeza. Luego quiso enmendar. Se libró del Gándara que le ayudó a pelearse con casi todos y puso al conciliador Molestina a quien nunca escuchó. Poco importó el que este consiguiese el apoyo de los social demócratas y las simpatías de otros partidos políticos.

Algún asesor le comentó a Palacio que existían unas encuestas que señalaban que cada día bajaba más su popularidad y que, pese a sus lindos discursos rimbombantes, a este paso nadie votaría a favor de su consulta. Parece que ahora quiere una asamblea y está buscando el apoyo de unos izquierdistas trasnochados y de los restos de los forajidos.

Pero lo más probable es que mañana los oráculos de los dioses le digan que mejor haga una consulta. Como no sabe de qué se tratan estas cosas, mejor que consulte a la asamblea o haga una asamblea para hacer consultas.

O ya de paso que abra de nuevo su consulta médica pero sería lindo en el exterior para no tener que seguir oyéndole como cambia de opinión. Como no escucha los buenos consejos de su ministros, ya no viajará a Salamanca.

Da igual dejar con los churos hechos al Rey de España, a Zapatero, Toledo y Uribe. ¡Tampoco importa que fracase el TLC! Ni que su flamante canciller quede pésimo. ¿En qué terminará este saínete? ¿Qué nueva idea iluminará al Presidente? ¿Pedirá que vuelvan Parra y Correa? ¿Liquidará a los chanchos de la banca privada para que León le dé una manito? ¿Con que nueva patraña torturará al ex presidente Noboa? Solo Dios lo sabe.

Lo que si parece cierto es que, al menos de que se vaya, tendremos que aguantarlo y sufrirlo por un largo rato. A menos que hagamos una consulta o asamblea para decirle al doctor que se vaya a su casita y se dedique a lo suyo que espero lo haga mejor que esto de gobernar el país.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com