Regresar

Diario El Universo Octubre 17 de 2005

Caos Efectivo

Por: : Simón Pachano

Si alguien lo hubiera planificado no habría logrado producir un caos tan efectivo.
El desgrane del Gobierno ha llegado a ser algo consustancial a su existencia, mientras se van agotando los plazos para los escasísimos objetivos que pudo haber conseguido. La consulta popular, su proyecto estrella hasta hace pocas horas, ha quedado de hecho descartada con la salida del ministro Molestina y con el consecuente alejamiento de la Izquierda Democrática. El Presidente ha quemado el único puente que le comunicaba con el Congreso, lo ha reemplazado por un acuerdo con unas cuantas organizaciones de dudosa representatividad y ha decidido jugarse por una asamblea que no podrá realizarse durante su mandato.

La justificación de este último eslabón en la cadena de incoherencias es que no había acuerdo en tres temas de la reforma. Puede ser que haya algo de verdad en ello. Pero resulta muy difícil aceptar que allí se encuentre toda la explicación, especialmente si se considera que el Gobierno no se ha caracterizado precisamente por tener alguna posición al respecto, menos aún para llegar a romper con el único partido que decidió apoyarle abiertamente. Más bien, hay que dar crédito a las versiones que asocian la salida del ministro de Gobierno con el traslado forzoso del ex presidente Gustavo Noboa por parte de un piquete de policías. Es poco probable que estos hayan actuado por su cuenta y riesgo, ya que de ser así se habría solucionado con una acción administrativa del Ministro, sin que fuera necesaria su renuncia. Por tanto, solamente queda la posibilidad de que la orden se haya originado en la Presidencia de la República. Entonces , cabe preguntarse por las razones y, al hacerlo, talvez se encuentren como respuesta  las presiones que no se hacen a la luz del día. No hay que olvidar que hay un partido ducho en estas artes y que su gerente-propietario prometió convertirse en perro rabioso para perseguir al ex presidente. La jugada parece magistral, ya que aplazaría la consulta y la reforma en general hasta la posesión del próximo Gobierno, mientras se satisfacen venganzas personales y no se entrega seguro alguno a un régimen que apenas puede sostenerse.

En este contexto, el acercamiento a las organizaciones que dicen ser portadoras del espíritu forajido no será sino el intento desesperado de encontrar una tabla para tratar de aferrarse hasta que se convoque a elecciones. Pero la gran incógnita consiste en saber si un Gobierno débil y aislado, sometido a esas presiones y a las demandas ciudadanas que exigen la reforma, podrá mantenerse hasta ese momento. Nueve meses constituyen un plazo demasiado largo para vivirlo en esas condiciones. Este es el terreno fértil para las voces que claman por anticipar las elecciones, pero lo es también para aventureros como el que dijo que moriría en el intento, que saben perfectamente que su éxito se deriva del desbarajuste y de la desestabilización. El Presidente les ha puesto la mesa al organizar tan eficientemente un caos que nadie sabe en qué acabará.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com