Regresar

Diario Hoy Octubre 17 de 2005

Salvación vs. seguridad nacional

Por: : Susana Klinkicht

En los momentos previos al cacareado retorno del ex presidente Lucio Gutiérrez llamó la atención, entre otras curiosidades, el anuncio de la Policía de que sería una oficial mujer la que lo detendría.

El argumento de que así no se darían empujones parece ser una consecuencia del desacertado trato policial propiciado al otro ex presidente confinado a arresto domiciliario en estos días, Gustavo Noboa.

Las explicaciones adicionales que acompañaron al anuncio, de por sí superfluo, de que la oportunidad constituiría un honor para la mujer ecuatoriana, ya rebasaron lo tolerable. Finalmente, hubo comentarios de personas entendidas en machismo que interpretaron que la idea de que una mujer policía recibiera al coronel era para humillarlo.

Un policía es un policía, que debe cumplir su deber, todo lo demás es cursilería. Sin embargo, estas declaraciones no hacen más que denotar la inseguridad respecto a todo el espectáculo de los eternos retornos de Lucio Gutiérrez, inseguridad que tiene su origen en la acusación en su contra, de "atentado contra la seguridad nacional".

Burlándose de los sucesivos asilos políticos, el ex presidente ha hecho, efectivamente, declaraciones de altísimo contenido político. Sin embargo, de lo que se le debía acusar formalmente es de nepotismo, abuso de poder, autoritarismo, es decir, de lo que presuntamente sirvió de argumento para su derrocamiento.

La acusación de atentar contra la seguridad nacional es, más que un delito consumado de su parte, un presagio de lo que todavía podría ser capaz de propiciar al Ecuador una persona como Gutiérrez, bajo las circunstancias que lo acompañan.

La falta de un proceso legal convincente es la fuerza que lo acompaña en sus aspiraciones a volver a perfilarse como la "salvación nacional", tal como lo hizo el 21 de enero de 2000 y durante su campaña electoral.

En una entrevista concedida a la BBC ha asegurado que es coincidencia que el gobierno de su sucesor Alfredo Palacio se debata justamente ahora en su momento de mayor debilidad. Lucio Gutiérrez habló también de sentarse a dialogar con todos los ex presidentes sobre temas de verdadero interés nacional, pero Felipe Mantilla, quien participó en su gobierno, fue más claro.

Dijo que es el único presidente exiliado que retorna para iniciar la lucha por retomar el poder. Sería fácil imaginarse al coronel, polarizando a la sociedad entre aquellos capaces de realizar una verdadera "rebelión popular", la que siempre ha estado en su retórica, y aquella clase media que protagonizó el golpe de Estado manipulada por la élite de siempre, como lo dijo en sus respuestas a la BBC.

En un país con problemas institucionales generalizados, sin Corte Suprema, con un Congreso desorientado y un Gobierno desmantelado, será difícil negar cierta razón a la exigencia que ha hecho el presidente derrocado, de que la única salida son elecciones anticipadas.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com