Regresar

Quito, Sábado 31 de Mayo de 2003
www.hoy.com.ec

Juicio a Gustavo Noboa, en manos de fiscal

El titular de la Corte Suprema de Justicia rechazó el pedido de la fiscal por improcedente

El titular de la Corte Suprema de Justicia, Armando Bermeo, negó por improcedente la solicitud de la fiscal Mariana Yépez de pedir autorización al Congreso para enjuiciar penalmente al ex presidente Gustavo Noboa.
Bermeo señala que de acuerdo con el art. 130, numeral 10, de la Constitución, el Congreso es competente para autorizar el enjuiciamiento al presidente o vicepresidente de la República "y actualmente Gustavo Noboa no ostenta tal dignidad".
A criterio del penalista Ernesto López, el pedido de la fiscal al titular de la Corte es una equivocación que se podría haber producido "por desconocimiento de la Constitución o porque supuso de buena fe que los ex presidentes estaban inmersos en el artículo 130".
El pedido que hizo Yépez era para enjuiciar a Noboa por la renegociación de la deuda, que está en indagación previa. Con la negativa de Bermeo, la fiscal podría incluir al ex presidente Noboa en la instrucción fiscal que deberá dictar en el caso.
Esto, mientras Bermeo ayer avocó conocimiento de la instrucción en contra los ex ministros de Finanzas Jorge Gallardo y Francisco Arosemena por la recapitalización del Banco del Pacífico y Filanbanco. (MAR)

Indagaciones previas

Tras las denuncias presentadas por León Febres Cordero, la Fiscalía abrió tres indagaciones previas: sobre la capitalización del Banco del Pacífico y Filanbanco, donde se dictó instrucción fiscal; la segunda acerca de la contratación de Salomon Smith Barney, cuya instrucción llegará en las próximas horas a la Corte, y la tercera, por la renegociación de los bonos de deuda.

En pie de guerra

León Febres-Cordero denuncia “el mayor atraco de la historia” en la renegociación de la deuda realizada en el gobierno anterior. Gustavo Noboa responde que es una venganza

Durante los dos últimos años, Gustavo Noboa y León Febres-Cordero libraron una guerra verbal, con balas de grueso calibre. “El presidente Febres-Cordero es un malcriado, un matón de barrio…El partido Social Cristiano se maneja al estilo de don Vito Corleone, ahí no hay deliberación sino la voluntad de Vito Corleone. Intenté conversar con él, pero su voluntad depende de seis vodkas y ahí el vod- ka ahoga la voluntad. Es un amargado: Olafo”, fueron las descargas de Noboa. En el cañón de Febres-Cordero estuvieron “Bobalicón, guaso, vanidoso.

Poseído de un engreimiento propio del idiota, anda paseándose por el mundo contando chistes agrios, huyendo de la realidad nacional. A las ya acostumbradas boberas de la yuca tenemos que oír de un presidente mal informado y hasta grosero, la ridiculez de que toda la clase política pertenece al Jurásico”.

Ahora, con un nuevo escenario político –Noboa como ex mandatario y Febres-Cordero como legislador– la guerra tiene municiones más profundas que una colección de frases hirientes. El legislador denuncia “Un atraco de 9.000 millones de dólares en la renegociación de la deuda externa”. Y el ex Presidente responde: “Soy objeto de una persecución porque supe enfrentar su soberbia y arrogancia”. ¿Atraco o venganza?

LA DENUNCIA
Durante más de dos horas, y exhibiendo “más de seis mil páginas de documentos”, el ingeniero Febres-Cordero argumentó que el país perdió 8.612 millones de dólares en el canje de bonos Brady y Eurobonos, que hizo el gobierno de Gustavo Noboa. Encargado de ejecutar las políticas determinadas por Noboa fue Jorge Gallardo Zavala, quien primero estuvo como jefe de la renegociación y después como ministro de Finanzas.

En agosto del año 2000, tras cerca de un año de moratoria en el pago de sus acreencias y luego de haber firmado un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, Ecuador reemplazó los Bonos Brady y Eurobonos por Bonos Globales, por un monto de 6.980 millones de dólares. Los nuevos bonos se entregaron con un descuento de 40 por ciento del capital y a plazos de 12 y 30 años. Los bonos a 30 años (4.500 millones) tienen tasa variable que va de cuatro por ciento en el primer año hasta 10 por ciento a partir del séptimo año. Los bonos de 12 años (1.250 millones) tienen una tasa fija de 12 por ciento anual.

 

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com