Regresar

Noboa hace su trámite para el asilo político

(El Comercio) (30/julio/2003)

Guayaquil y Quito.

Los reproches sobre la inseguridad política y jurídica que hizo el ex presidente Gustavo Noboa, en su pedido de asilo diplomático a República Dominicana, retoman el debate de que el país está en una crisis de institucionalidad.

Noboa se queja de persecución política del Partido Social Cristiano (PSC). Acusa a su líder, León Febres-Cordero, de intimidar a la Ministra Fiscal y al Presidente de la Corte Superior de Justicia para que procedan penalmente en su contra.

El 21 de mayo Febres-Cordero denunció, en el Congreso, que Noboa había permitido el uso ilegal de un remanente de bonos de la deuda externa para recapitalizar a los bancos del Pacífico y Filanbanco. Su queja la acogió la fiscal Mariana Yépez, a quien se la vincula con el socialcristianismo.

Ella pidió medidas cautelares -una fue la prisión- para Noboa, pero el titular de la Corte, Armando Bermeo, las negó. Entonces, Yépez apeló la decisión de Noboa para que pasara el caso a una de las dos salas de lo Penal. Y en esas dependencias, la mayoría de magistrados es allegada a la lista 6.

Eso revela la crisis de institucionalidad e inseguridad jurídica que padece el país desde el derrocamiento del ex presidente Jamil Mahuad, según Alfredo Ruiz, presidente de la Asociación Nacional de Facultades de Jurisprudencia. "Cuando hay crisis, la verticalidad está en entredicho. Es posible que en el caso Noboa no se cumplan las obligaciones legales y constitucionales de manera objetiva", advierte Ruiz. Y eso impacta en la imagen del país en el exterior.

José Tamariz, ex presidente de la Federación de Exportadores del Ecuador, cree que este episodio afectará al comercio exterior. "Habrá menos confianza porque lo sucedido sale en la prensa internacional y el mundo confirma el alto ranking de corrupción que nos hemos ganado".

Los inversionistas -dice Tamariz- confiarán menos en la estabilidad del país. "Si un ex Presidente es acusado de corrupto y él dice que la Justicia no es confiable. ¿Qué es fiable en Ecuador?", preguntó.

El presidente del movimiento Patria Solidaria, Diego Ordóñez, calificó de vergüenza la situación del ex presidente Gustavo Noboa. "Recurrir al asilo político demuestra la inestabilidad política y jurídica que vive el país".

Carlos Vallejo, jefe de bloque, encargado, del Prian, dijo que hay que respetar la independencia de funciones del Estado. "La denuncia contra el ex presidente Noboa debió tramitarse con independencia".

El diputado socialista, Enrique Ayala, sostuvo que es malo para el país que otro ex Presidente pida asilo cuando es acusado de un delito. "Él debería quedarse a defenderse, pero también es verdad que sea o no culpable ha sido víctima de una persecución de Febres-Cordero".

En cambio, el presidente Lucio Gutiérrez insiste en que en Ecuador no hay perseguidos políticos. Lo dijo ayer en Guayaquil al referirse a la petición hecha por el ex presidente, Gustavo Noboa.

La justicia no da garantías: Noboa

El ex presidente Gustavo Noboa en la petición al Embajador de República Dominicana para que lo acoja como asilado político, dice que lo hace porque el diputado León Febres-Cordero busca su encarcelamiento por un delito que no ha cometido.

Noboa agrega que el diputado socialcristiano intimida públicamente a la Fiscal y al Presidente de la Corte Suprema para que procedan penalmente en su contra, en una intromisión política que todo el país censura.

l ex Presidente sostiene que el sistema judicial ecuatoriano no ofrece mínimas garantías que aseguren la vigencia de la Constitución y el reconocimiento efectivo de los derechos constitucionales. "Razón por la cual la inminencia de que mi vida y mi seguridad personal corran peligro es manifiesta".

 

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com