Regresar

Hoy, reunión clave para tratar el asilo de Gustavo Noboa

( El Universo) (11/Agosto/2003)

Si obtiene asilo político, el ex presidente de la República podrá laborar como profesor universitario o asesor internacional en ese país caribeño.

El pedido de asilo político del ex presidente Gustavo Noboa al gobierno de República Dominicana se produce justo cuando Hipólito Mejía encara manifestaciones populares por la difícil situación económica. La prensa las ha denominado “Las antorchas del hambre”, por los juegos Panamericanos que se realizan en esta ciudad.

Este país caribeño, con 8'715.602 habitantes, experimenta racionamientos de energía eléctrica de ocho a diez horas diarias, que no se redujeron ni siquiera por los Panamericanos.

Y en las últimas semanas, los precios del combustible experimentaron incrementos: por decisión del Ministerio de Industria y Comercio, la tarifa de la gasolina premium y regular subió 3 pesos (de 64 a 67 pesos el galón).

Eddy Momplaisir, taxista de origen haitiano, dice que la situación es insostenible. “Todas las semanas suben tres centavos o tres pesos el precio de la gasolina, esto encarece las tarifas y perjudica a la población”, reflexiona.

El viernes pasado, dos personas murieron en el sector de Las Matas, en la provincia de Sánchez Ramírez, por los enfrentamientos entre policías y civiles luego de que Mejía, ordenara “darles leña” a los que intentasen boicotear los juegos con sus protestas.

El país donde vivirá Noboa tiene un ingreso per cápita de alrededor de 5.800 dólares al año; que vive de la producción de azúcar, algodón, tabaco y arroz, y que tiene una inflación del 5%.

El diputado de República Dominicana en el Parlamento Centroamericano, Víctor Gómez Bergés, sostiene que la actividad más indicada a la que se puede dedicar Noboa en este país es a la docencia.

Su estrecha relación con varios académicos de la Pontificia Universidad Católica Madre Maestra de Santo Domingo y Santiago de los Caballeros –la segunda ciudad más importante de este país– le permite concretar esta opción, tras la visita que realizó como mandatario en noviembre del año pasado.

Al día siguiente, Noboa fue nombrado profesor honorífico de la Pontificia Universidad Católica de Santiago.

Gómez considera que la docencia no le significará mayores ingresos porque el salario de los académicos es muy bajo en este país, por lo que expresa que “lo mejor que puede hacer, si se le concede asilo, es trabajar como asesor jurídico internacional”.

En esta actividad, puntualiza, Noboa podrá ganar entre ocho y diez mil dólares al mes, “lo suficiente como para vivir bien en República Dominicana”, argumenta.

El vicerrector académico de la Universidad Madre Maestra, Francisco Polanco, dice que las autoridades no le han propuesto ningún trabajo en esta institución, pero no descartó que, una vez aquí, Noboa solicite un empleo.

Una de las propuestas más tentadoras que tiene el ex mandatario ecuatoriano es la que le hizo Mejía: ayudarlo en todo lo que necesite para su bienestar, según aseguró en una ntrevista con este Diario el martes pasado.

Entre sus amigos dominicanos más cercanos está Félix García, uno de los empresarios más importantes de Santiago de los Caballeros, quien le ofreció una cena de lujo en su honor cuando visitó este país en noviembre pasado.

El periodista de diario dominicano El Caribe, Ezequiel Abiú, considera que García es muy amigo de Noboa y que él puede ayudarlo a conseguir un trabajo con buena remuneración y estabilidad.

Todo dependerá, concluye, de la decisión que tome y las propuestas que Gustavo Noboa acepte una vez instalado en el país, solo o con sus familiares más cercanos.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com