Regresar

FMI está atento a la demanda por renegociación de deuda Brady

( El Universo) (17/Agosto/2003)

La renegociación de la deuda externa –realizada en julio del año 2000– y que generó una demanda contra el ex presidente de la República, Gustavo Noboa, y el equipo negociador, también ha sido considerada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su análisis sobre la economía ecuatoriana, publicado el 7 de agosto pasado, el organismo asegura que “Si las cortes ecuatorianas fallan y establecen que el canje de deuda fue realizado en alguna manera anómala, el descuento de $ 2.600 millones que fue obtenido podría requerir ser reintegrado, lo que presentaría nuevos retos de financiamiento (para el país)”.

El texto se refiere a la negociación de deuda Brady (bonos de deuda externa) por los bonos Global a 12 y 30 años y los Eurobonos (nueva deuda), realizada hace tres años. Allí, Ecuador canjeó 6.089 millones de dólares.

El analista Christian Pino asegura que el pronunciamiento del FMI no podría aplicarse, pues para renegociar la deuda, Ecuador, no actuó solo, sino con otras entidades internacionales. Justamente, las memorias de la transacción dan cuenta que once participantes integraron el grupo negociador. Ellos son: República del Ecuador, U.S. Bank National Association, Banque Internationale a Luxemburg S.A., Salomon Smith Barney-JP Morgan, Cleary, Gottilied, Steen & Hamilton, Procuraduría General del Estado, Pérez-Bustamante & Pérez, Shearman & Sterling, Chase Manhattan Bank N.A. y Wells Fargo Bank.

De allí, que si las cortes nacionales determinan que hubo irregularidades en el canje, el proceso no puede revertirse.

Ramiro Crespo, analista de deuda, coincide con Pino y agrega que “se trata de una advertencia del FMI”.

Además, antes de realizar cualquier cambio en el proceso, hay que rever todas las transacciones realizadas y para ello, el Gobierno deberá acudir a las cortes de Nueva York e Inglaterra, donde tienen jurisdicción los contratos entre el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) del país y los acreedores que se acogieron a la reestructuración.

Pino considera que “si bien se pueden rever los procesos, de llegar a suceder, sería un escándalo internacional que mostraría la inseguridad jurídica en la que vive el país. Por eso, el FMI está preocupado por esta situación”, finaliza el analista.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com