Regresar

Noboa se fue y señaló a Febres Cordero

Diario El Comercio Quito, Agosto 24 de 2003

Las sirenas de dos patrulleros abrieron paso al vehículo que trasladaba al ex presidente Gustavo Noboa al aeropuerto Mariscal Sucre. Las sombras de la noche todavía cubrían el cielo capitalino y el intenso frío de la madrugada calaba hondo. Noboa fue en el frío trasero de un Grand Vitara beige junto a su esposa Isabel. En la parte delantero el embajador dominicano Norman Ferreira esbozó una sonrisa de confianza y optimismo. La próxima al ex Presidente lo acompañó viajando en otros cuatro vehículos.

El trayecto entre la residencia del diplomático caribeño Juan Belén y la terminal aérea fue breve. A las 05:45 de ayer Noboa abandonó definitivamente el edificio El Escorial, entre las luces y flashes.

Diez minutos después arribó al maltrecho acceso de la sala VIP del aeropuerto. El viceministro encargado de RR.EE., Edwin Johnson, y otras autoridades recibieron a Noboa, quien solicitó hace 27 días asilo político al gobierno de República Dominicana.

Cerca de las 06:30, su vocero oficial informó que Noboa formularía breves declaraciones. El sol aparecía y Noboa bromeaba con los periodistas. Pero en el momento en el que se encendieron las grabadoras su sonrisa se esfumó.

Agradeció "el apoyo de los medios de comunicación" y los exhortó a luchar por "la despolitización de la justicia".

Al tiempo que acomodaba su terno plomo, reiteró que él va a Santo Domingo "porque en el ecuador no hay seguridad para mí, ni para mi familia".

Además, rechazó las denuncias del diputado León Febres Cordero (PSC), de supuestas irregularidades en la renegociación de la deuda externa. "Soy víctima de una injusta persecución que tendrá su merecido oportunamente". Dijo que retornará para llevar a la el a sus detractores.

Por ello invocó a las diversas organizaciones de Derechos Humanos ecuatorianas para que hablen con el juez español Baltasar Garzón "para que ponga a Pebres Cordero donde debe estar... en la cárcel".

Sus palabras terminaron y la despedida de sus amigos empezó. Los apretones de manos y abrazos con el ex vicepresidente Pedro Pinto, su abogado Jofre Campaña y Juan Belén fueron efusivos.

El reloj marcó las 07:20: hora de tomar el vuelo comercial de Copa. Junto a su esposa, Ferreira y Zuloaga dejó el país.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com