Regresar

La Corte Suprema de Justicia se fractura más

Diario El Comercio Quito, Septiembre 13 de 2003

La división entre los ministros de la Corte Suprema de Justicia, después de la reunión de diez jueces de la Corte Suprema con León Febres Cordero, el miércoles, tocó fondo.

Las diferencias entre los dos bandos, el uno afín al Partido Social Cristiano (PSC), y el otro a diferentes tendencias de Centro-Izquierda, se profundizaron las últimas horas.

La crisis interna que sacude al máximo organismo del Poder Judicial incluso fracturó al grupo afín al PSC, por las contradicciones entre quienes supuestamente acudieron a la reunión con el ex Presidente.

Este Diario conoció que en ese encuentro se abordaron esencialmente tres temas: el nombramiento de las tres vacantes de ministros en la Corte, las denuncias contra los jueces Eduardo Brito y Galo Pico, y el reglamento de sanciones administrativas a los magistrados, que debe debatirse en el Pleno. El jueves, Febres Cordero, Brito y Pico aseguraron que en la reunión, que fue reservada, trataron solo las reformas a la Ley Orgánica de la Función Judicial.

Fuentes judiciales dijeron que Febres Cordero está preocupado por recobrar el control de la Segunda Sala de lo Penal, donde aún no se ha resuelto la designación definitiva del conjuez Jorge Andrade Lara, quien no es afecto a su tendencia. Y del nombramiento de dos vacantes más.

'Tara los socialcristianos es crucial recobrar la mayoría, pues actualmente solo cuentan con 15 votos.

Eso con miras a captar, en enero próximo, la Presidencia de la Corte, que está ejercida por un juez de la tendencia contraria", dijo un jurista de la Suprema.

Ese panorama dio un vuelco completo, al quedar en evidencia la reunión del ex Presidente con 10 jueces, que han sido duramente cuestionados por sus propios colegas. Uno de los más críticos es Teodoro Coello. "Las reuniones con los partidos políticos deben darse por los caminos regulares". Eso no abona en favor de la independencia de la Justicia, en la cual están empeñados algunos magistrados, destacó.

Para justificar su asistencia al encuentro, Camilo Mena dijo que preparó un análisis jurídico sobre la Ley Orgánica de la Función Judicial que le hizo llegar a Pebres Cordero.

Sobre la reforma, Mena comentó: "Los viejitos estamos reclamando que se aplique la Constitución, para que se exija eliminar el límite de edad para ejercer el cargo. No creo que haga falta hacer pública una reunión en la que se entrega un documento de una aspiración". El ex militante del Movimiento Popular Democrático, hoy simpatizante del social cristianismo puntualizó que no estuvo mucho tiempo con el ex Presidente. "Ahí también estuvieron Gonzalo Zambrano (que lo negó) y Julio Jaramillo".

Sorpresivamente, otros jueces, afines al PSC, tomaron distancia. Ángel Lescano, no quiso atender ayer a la prensa. Lescano fue cuestionado por la abogada Mónica Gallegos sobre un presunto cobro de coimas para fallar en un juicio.

Lo mismo sucedió con Luis Heredia, de la Sala de lo Contencioso Administrativo, que mostró sus fotografías junto a otros juristas y recordó sus años de diputado.

El anfitrión de la cita del miércoles, Galo Pico, ayer no acudió a su oficina. La víspera él también aseguró que el tema tratado fue la reforma legal, que hace tres semanas había discutido con la Comisión de Legislación del Congreso.

Pero esa afirmación fue desmentida categóricamente por Ramón Rodríguez, presidente de esa Comisión."Nunca me he reunido con el doctor Pico porque no tenía nada que tratar con él. El proyecto de reforma a la Ley Orgánica fue presentado por la Comisión al Congreso hace tres meses (19 de junio)". Además, reveló que el análisis y debate de la Ley tardó dos años y fue discutido con todos los magistrados, que designaron a Santiago Andrade para encabezar el proceso de discusión.

Las críticas a los jueces que estuvieron en el encuentro con el líder del PSC y su evidente preocupación por el tema, contrastaron con el buen humor de algunos jueces del grupo contrario. En la Primera Sala de lo Civil, los magistrados Santiago Andrade y Ernesto Albán también conversaron sobre la reunión. En representación de ese sector, Albán sostuvo que "la crisis y el momento que vive la Corte es una oportunidad".

"No sé exactamente los temas de la reunión, ellos dicen que es la Ley de la Función Judicial. que es muy importante, si es así es positivo. Prefiero creer eso", dijo el magistrado.

Pero Albán se acogió al beneficio de la duda "que es bueno, porque las reuniones deben ser publicas". Asimismo, recalcó que este es el momento en el que debe definirse que la Corte Suprema esté lejos de cualquier injerencia. "Debemos tomar la decisión para que las fuerzas políticas no se inmiscuyan y socialmente le toca al país presionar a la Corte para que cumpla".

Brito no acudió a su despacho, donde lo esperaba la prensa, hasta el mediodía. Cerca de las 12:00, algunos magistrados dejaron sus despachos. Camilo Mena, que iba a una Notaría ¿ realizar su nueva declaración de bienes, dijo a varios periodistas que los problemas se deben a que "no hay una cabeza; ese señor no sabe donde está, aunque es buen hombre".

Los temas en espera

Tres vacantes en la CSJ. La elección de los magistrados para la II Sala Penal, la Sala de lo Contencioso y para la II Sala de lo Civil de la Corte Suprema están pendientes. En los nombramientos han tardado más de cinco meses.

Una norma para juzgarse. Los magistrados dijeron que reformarán la Ley para auto juzgarse y sancionarse. La urgencia de la norma se evidenció con Olmedo Bermeo.

La cooptación. Una norma para elegir a los magistrados es otro tema pendiente. Un proyecto de Ley para que participe la sociedad es el punto de discordia en la Corte.

Los jueces provinciales. Las cortes de Pichincha, Guayas, Manabí, Bolívar, Loja, entre otras, esperan que se llenen sus vacantes. Los magistrados acordaron elegirlas sin trabas en la próxima sesión.

 
Subir
 
© Copyright 2006 - 2010 Gustavo Noboa Bejarano. Prohibida su copia total o parcial | Lea las Condiciones de uso BACKUPTI.com